Restaurante Bambou

Cocina tradicional y moderna

Cómo hacer leche de avena casera

La leche de avena es una gran alternativa a la leche de vaca tradicional, pero no es necesario que la compremos en una tienda, con unos pocos ingredientes, podremos hacerlo en nuestra casa.

A continuación tienes los ingredientes y el modo de hacerlo.

Cómo hacer leche de avena casera

Ingredientes:

  • 1 taza de avena cortada al acero
  • 750 ml de agua filtrada
  • 1,5-2 cucharadas de jarabe de arce puro (u otro edulcorante líquido), o más al gusto
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla puro
  • 1/4 de cucharadita de sal fina
  • 1/4 de cucharadita de canela molida (opcional)

Herramientas:

  • Una batidora de vaso
  • Un colador fino
  • Un recipiente grande
  • Un bol pequeño
  • Cucharas y tazas medidoras

Preparación:

Paso 1: Coloca la avena en un recipiente y cúbrela con agua. Déjala en remojo durante unos 20 minutos (o toda la noche). El remojo no sólo ayudará a que la avena se ablande, sino que también la hará más fácil de digerir. Después de ese tiempo, enjuaga y escurre bien la avena.

Paso 2: Añade la avena al vaso de la batidora, y vierte encima los 750 ml de agua. Con esta cantidad la leche de avena será más cremosa y consistente, si añades más agua será más líquida y aguada. Tapa la batidora y tritura la avena, aumentando la velocidad poco a poco, hasta mezclarlo a máxima velocidad durante unos 8-10 segundos solamente. No es necesario que la avena quede pulverizada del todo.

Paso 3: Coloca un colador fino sobre un recipiente grande y vierte la mezcla de avena lentamente. Ayúdate de una cuchara para escurrir la avena y recoger todo el líquido posible. Reserva la pulpa de la avena.

Paso 4: Vuelve a colar de nuevo el líquido para que no quede ningún resto de avena. De esto amanera la leche estará más suave. Se puede colar una vez más si es preciso. Añade el jarabe de arce, la vainilla, la sal y la canela, y vuelve a batir la leche en la batidora de vaso.

Paso 5: Filtra una vez más la leche y viértela en un tarro o jarra de cristal limpia para guardarlo en la nevera. El sabor final es a avena, y es muy parecida al de las tiendas.

Notas:

Al no llevar emulsionantes, no olvides agitar vigorosamente la leche antes de utilizarla.

Puede guardarse en la nevera en un recipiente hermético durante 4-5 días.

Se puede utilizar en batidos, con cereales, para la cocción o tomarlo solo.

Si vas a hacer una receta salada, se puede omitir el edulcorante, la vainilla y la canela.

Se puede juntar la consistencia hasta lograr la que más te guste, si más cremoso o más aguado.

En la web danzadefogones.com tienes más consejos para hacer leche de avena.