Restaurante Bambou

Cocina tradicional y moderna

Cómo añadir las semillas de chía a nuestra dieta

Estas diminutas semillas tienen mucho poder en su interior, en esta web te explican todos los beneficios que contienen. Están llenas de nutrientes esenciales como ácidos grasos omega 3, calcio, potasio y magnesio. Si eso no fuera poco, son muy saciantes y te ayudan a mantener el hambre a raya. Entre la fibra que contienen (5 gramos por cucharada) y su poder vinculante con el líquido, las semillas de chía pueden ser un gran arma contra la pérdida de peso.

Pero ¿Cómo introducirla en nuestra dieta? Te damos algunas ideas muy fáciles que te ayudarán a comer estas semillas tan beneficiosas:

Cómo añadir las semillas de chía a nuestra dieta

Conviértelas en pudding

Las semillas de chía pueden absorber muchas veces su propio peso en líquido. Si las dejas remojando todo la noche en agua o leche, por la mañana tendrá la textura de un pudding de tapioca. Si le añades algunas especias y un poco de edulcorante, obtendrás un desayuno muy saludable

Utilízalas como topping

En yogures, ensaladas, verduras, espolvorea por encima unas semillas en lo que quieras. Cuidado porque si están en contacto con un líquido, forman unas bolitas gelatinosas. Si no te gusta esa textura, añádelas justo antes de comerlas.

Añádelas a los muffins, magdalenas o bizcochos

También en las masas de los gofres, las tortitas, la granola, natillas, y básicamente cualquier postre. Lo puedes añadir en la masa o después de hornear. Tienen un sabor neutro, por lo que no afectará al sabor final del dulce. Puedes combinar las semillas de chía con otras semillas, como las de cáñamo, lino, amapola o sésamo.

En el pan

Los panes multicereales son muy demandados, y lo bueno de la masa del pan, es que se pueden añadir cualquier semillas que quieras. Las de chía las puedes mezclar con las de girasol, sésamo, calabaza o amapola. No sólo conseguiras ese crujiente que tanto gusta, sino que tendrás un pan delicioso para desayunar cada mañana, para hacerte un bocadillo o lo que quieras.

En snacks

Hay barritas energéticas que se componen de semillas de chía, entre otros ingredientes, y son un bocado sabroso, y energizante. Las hay de varios sabores, como el coco, mantequilla de cacahuete, chocolate, bayas de acai y café. Además, son muy resistentes, y no se rompen en el bolso ni en el gimnasio.

En el rebozado de pescado, carne o verduras

Añade algunas semillas de chía en el pan rallado para hacer los empanados más nutritivos. No solo quedará mucho más crujiente, sino que además es muy beneficioso para la salud. Para empanar el pollo, la merluza o las verduras. Y si no quieres freírlo, puedes hornearlo para que tenga menos calorías.